WEB_logos-03_edited_edited.png

Balcarce 238, Rosario, AR / (0341) 2434 645 / contacto@subsuelo.com.ar

  • Gris Facebook Icono
  • Gris Icono de Instagram
  • Gris Icono Twitter

RESONANCIAS / Romina Casile, Alicia Nakatsuka, Carla Colombo

28/02/2018 al 07/04/2018

 

Por Nancy Rojas

 

"Que existen y han existido sociedades con teatro y otras sin teatro es una división del mundo, comprobable, que demuestra ser tan válida como cualquier otra".

[Alain Badiou] 1

 

"A mí se me ocurre una respuesta y es: Solo pintando desde adentro de un cuadro".

[Fernanda Laguna] 2


El retorno hacia la metáfora de un eco que permanece o, quizás pintar desde adentro. Y pintar no refiere en este caso a “pintar”, sino a desplegar la existencia de una práctica desarmada en una escena.

En su Rapsodia para el teatro, Alain Badiou despliega una analogía formal entre teatro y política, considerando a ambos en el plano de la instancia colectiva del pensamiento. Un espacio donde la dialéctica simplista no tiene ningún anclaje, y donde la contradicción prescribe como vía de acceso posible al conocimiento, a la acción expandida.

Resonancias se desarrolló con la pretensión de escribir aquella metáfora recurriendo a la recién citada metodología, y también de que ésta caduque en el tiempo y en el espacio.

Romina Casile, Carla Colombo y Alicia Nakatsuka, artistas que hace unos años hubieran entrado en la categoría de “emergentes”, producen. Es decir, trabajan. No son emergentes, ponen el cuerpo para que suceda la emergencia: de una práctica, más que de una producción, que por el devenir del dogma expositivo se concibe site-específica.

Supongamos a un cuadro puertas adentro, donde no prevalece la exigencia de un tema. Hay voces, memorias, la resignificación intertextual de algunas imágenes selectas. Pero, imaginemos, sobresale la pregnancia vacilante de un ruido, algo que suena muy fuerte. Viene de un afuera que es también el adentro, y no tarda en modificar inevitablemente la circulación de las ideas. Entonces volvemos a cero. Nos preguntamos qué estamos haciendo, y seguimos pintando desde adentro del cuadro. Un espacio que aunque nos resulte familiar parece resguardarse cada vez más de lo seguro, de las certezas y de los tiempos perpetuos.

Las muestras también son imágenes inestables que se pintan desde adentro del cuadro. Esto me lleva a pensar nuevamente en la sensación y las implicancias de poner el cuerpo. De transitar el eco de las propias decisiones, de las sentencias ajenas, de las resoluciones y acuerdos que discutimos en nuestras asambleas y de las determinaciones que se toman por fuera.

En este sentido, las resonancias son múltiples. Y además de ideológicas también son literarias: en esta exposición, podríamos decir, están forjadas por el crujido de las copas, por estados de fluorescencia, por una clase de reflejo destinada a revelarnos como sujetos quebradizos y envueltos en las marañas de la abstracción.

Romina Casile, que desde hace un tiempo plantea a sus producciones como puestas escénicas, lleva la escultura y el objeto a instancias de interpretación, de óperas sonoras generadoras de partituras inspiradas en la proyección de una danza dispersa en movimientos.

Carla Colombo concibe a sus imágenes a partir de pequeñas y medianas ficciones de papel, mundos que refieren a universos cotidianos, con relatos que fluyen como diseminaciones surrealistas. A diferencia de Romina, que trabaja con los efectos modulantes de las transparencias, Carla apela al color como detonante de vibraciones que se intensifican con cierto tipo de luminiscencia.

La obra de Alicia Nakatskuka transita entre dos impresiones pictóricas, que subyacen de entre una serie de espejos: la maraña (La estrategia de la araña) y la concepción formal muralística, que en este caso y por la materialidad, acarrea una nueva resonancia: el proyecto La mural que Juan Grela llevó a cabo en los años 80.

Volvamos a la idea del despliegue de una práctica desarmada en una escena. En este punto, el todo a la vez que es pintura, hecha desde adentro, se presenta también como teatro (performance, pensamiento, ficción, corporización de la idea). Aquí y en presente, este teatro se desarrolla a través de lo que podemos leer también como tres experiencias. Tres estrategias de realización que operan en un marco de ritualización de la forma, del tiempo y de la materialidad, desdoblándose y entrando en conexión espiritual en los confines de la circulación subterránea de una galería de arte.


 

1 Rapsodia para el teatro, Buenos Aires, Adriana Hidalgo editora, 2015, p. 21.

2 “Sos un sueño”, en: revista Mancilla, núm. 12-13, Buenos Aires, julio de 2016, p. 35.

PRENSA
ALICIA NAKATSUKA
foto perfil_edited.jpg
FOTOS INAUGURACIÒN
ROMINA CASILE
RominaCasile_perfil_edited.jpg
RECORRIDO CON ARTISTAS
Encuentros_Redes sociales_Resonancias-01
CARLA COLOMBO
15094326_1815350515412154_35266093021208
NOCTURNO PARA COPAS